Sin pelos en la lengua

Russo, sin pelos en la lengua, blanqueó el conflicto AFA:
"Macri quiere S.A. en el fútbol y, como no puede ganar, nos presiona"


El presidente de Lanús, Nicolás Russo, blanqueó hoy los trasfondos políticos del conflicto en la AFA al revelar que la presión del Gobierno contra los clubes en las últimas horas responde a que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, "quiere las sociedades anónimas en el fútbol y sabe que no puede ganar".

Nicolás Russo, Presidente de Lanús
Fué Russo el encargado de hacer una profunda lectura del anuncio que el jueves emitió la AFIP sobre la deuda impositiva de muchos clubes, justo en el momento en el que se planteaba una "rebelión" contra la Comisión Regularizadora de AFA, presidida por Armando Pérez.

Según él, ese órgano enviado por la FIFA para acomodar la situación económica, financiera e institucional del fútbol argentino es manejada por Macri.

"Macri quiere sociedades anónimas en el fútbol pero el argentino no quiere eso y los dirigentes tampoco, y como sabe que no pueden ganar, nos viene una batida a los clubes para presionar y quedar con la lengua afuera", sostuvo Russo, en declaraciones a TyC Sports.

Alberto Abad titular de la AFIP y Fernando de Andreis a cargo de la Secretaría General de la Nación, así como Representante de Socios en la Asamblea del Club River Plate

La exposición de Abad, titular de la AFIP, con el patético aval de la Presidencia de la Nación a través de la Secretaría a cargo de Fernando de Andreis, informó deudas incorrectas reveló que son más de 600 millones de pesos los que la AFA y algunos clubes de Primera División tienen de pasivo.

En ese sentido, Russo acusó que "están intentando" entrarle a los clubes "por todos lados para convertirlos en sociedades anónimas".

Al mismo tiempo, Russo se mostró "molesto" con Armando Pérez, sobre quien pesa un enojo por no articular los medios necesarios para convocar a elecciones y poder continuar con la vida institucional de AFA.

"No quiere a los clubes, está haciendo lo que realmente nadie pensó que podía hacer un dirigente de fútbol. Molestan las actitudes de Pérez. No está hundido, está en el fondo del mar y ahí lo está llevando al fútbol argentino", enfatizó.


"Pérez cumple con las órdenes que le da el presidente de la Nación, quien es su jefe", concluyó.