Irrupción CON SOR presa por la TV

Inesperada oferta pateó el tablero por la TV



La  novela por los derechos audiovisuales del fútbol argentino tuvo un giro inesperado ante una propuesta sorpresiva, presentada a través Armando Pérez antes de la reunión con los directivos de primera división. 

Mientras se realizaba la reunión en la que ESPN detallaba su oferta para  la TV del fútbol argentino, en la AFA aterrizaban unas hojas con un desagradable (¿sugestivo?) membrete en letras azules, sobre un fondo amarillo suscripto por Consor,  una consultora intermediaria estadounidense especializada en la administración de derechos. 

La imprevista propuesta contiene una oferta de US$ 336 millones anuales (equivalente a $5412 millones, a la cotización actual del dólar), a razón de US$ 28 millones por mes. En definitiva los números superan en un 80%  a la oferta de Fox-Turner y en un 69% a la de ESPN.


En principio, Consor pretende un convenio por cinco años y garantiza ingresos en dólares para la AFA, pero a cambio pretende todos los derechos audivisuales: los televisivos para el mercado nacional y el extranjero, los de internet (locales e internacionales) y los celulares. Todo, en un mismo paquete.

En verdad la oferta de esta nueva empresa representa la irrupción de un nuevo modelo de negocios

Hasta acá, Fox-Turner e ESPN pujaban por lo mismo: comprar los derechos de TV del fútbol argentino para transmitir los partidos en canales de alta definición, previo pago de un abono mensual que fluctuaría entre los $150 y los $250. Un negocio que, según el  el mexicano Carlos Martínez presidente de Fox Latin American, podría implicar dos millones de nuevos abonados sólo en el primer año.


En la reunión del miércoles ESPN dejó en claro que está dispuesto a mejorar cualquier propuesta de sus competidores. Así se comprueba que a pesar de lo malos augurios formulados por Macri y pese a los desmanejos institucionales, el fútbol argentino está lejos de atravesar una crisis terminal ya que sigue teniendo empresas interesadas en transmitir sus partidos. 

Ahora, será una competencia a tres bandas entre los postulantes, algo que se decidirá en una compulsa de precios, como se estipuló en los últimos días.

La oferta de Consor se enmarca en un paradigma distinto al de los otros oferentes ya que es intermediaria y no produce contenidos, sino que se especializa en segmentar los derechos y subastarlos al mejor postor. Por eso, tiene un ejército de abogados entre sus empleados. 



Expertos del mercado televisivo definieron a Consor como una compañía de abogados especializados en el broadcasting (transmisión de contenidos audiovisuales). El corazón de sus negocios es revender ese producto y redactar contratos específicos para quienes los compran.

La ventaja comparativa de este modelo es que el contenido puede expandirse, con varias empresas multinacionales explotándolo al mismo tiempo: una para los derechos nacionales, otra para los internacionales, otra en el streaming y una cuarta para los celulares y dispositivos móviles. Consor sacaría su tajada gracias a los múltiples compradores del contenido ofrecido. En este caso, el fútbol argentino.

Según trascendió, los ejecutivos de Consor están dispuestos a viajar a Buenos Aires para reunirse con los dirigentes argentinos y explicar los detalles de su oferta. La semana próxima, cuando la AFA lo disponga, deberán presentarla por escrito y en sobre cerrado, tal como harán Fox-Turner y ESPN, los oferentes que ya no pelean mano a mano.

 Más allá de que la primera reacción de la AFA fue entusiasmarse por los números ("Si la oferta es como dicen, las cifras son espectaculares", se escuchó), lo que no les cierra es que Consor sea un intermediario y no una compañía internacional de fuste, como Fox-Turner y ESPN.

Además, la AFA pretende revisar las garantías bancarias de todos los contratos antes de firmar. Analizará tanto los números de Fox-Turner y ESPN como los de Consor. De eso se encargará Alicia López, experta en lavado de dinero, ex veedora judicial de la ruta del dinero del Fútbol Para Todos y flamante revisora de cuentas de la AFA.

La empresa que resulte adjudicada deberá justificar el origen de los fondos. "No queremos que aparezca dinero proveniente de una offshore en las Islas Caimán", se atajan desde las oficinas de la AFA en la calle Viamonte.

Por lo pronto, la AFA sabe que la solución a los problemas de dinero más urgentes provendrá del nuevo contrato de TV. Hoy al mediodía se sabrá la fecha de la Asamblea en la que se aprobaría la rescisión del convenio del Fútbol Para Todos. 

Allí mismo deberá aprobarse la nueva asociación con quien resulte adjudicado en la apertura de sobres, que se realizará la semana próxima. Los tres postulantes, en principio, no tendrían objeciones en invertir $1.000 millones como garantía para quedarse con el negocio.

Esa cifra serviría para oxigenar las economías de los clubes y permitiría que la pelota vuelva a rodar. Luego, el 14 de marzo, cuando se reforme el estatuto, llegarán los $530 millones de la rescisión propuesta por el gobierno. Y con esos $1530 millones el fútbol argentino debería normalizar su economía, además deberá recomponer su  imagen institucional y elegir a un nuevo presidente.

Fuente: Alejandro Casar González en La Nación