Priorizando la copa

El recuperado Cavenahi en el ultimo entrenamiento del plantel

El objetivo de la doble corona lleva a tener que enfrentar 3 partidos trascendentales en sólo 8 dias. Es que a los superclásicos por las semifinales de la Sudamericana, el  líder del torneo local el "millo" debe visitar mañana por la 17° fecha su inmediato escolta Racing que - en las ultimas fechas- redujo a un solo punto la ventaja acumulada a lo largo del semestre.

Es evidente el desgaste del corto plantel, mas allá del enojo expresado por Gallardo al terminar el encuentro en la Bombonera ( "Nos habían tocado el orgullo durante la semana al decir que llegábamos cansados y eso no se notó”) y, desdiciendose de afirmaciones anteriores sobre la igualdad de los torneos, el DT decidio priorizar uno de los dos objetivos.  

Por ello, el cuerpo tecnico presentará en Avellaneda un equipo alternativo para dar descanso a seis de los que fueron titulares el jueves pasado, ademas de las ausencias obligadas de Mora por una inflamación intestinal y de Balanta, que arrastra una inflamación en el pubis, dejando abruptamente de lado el planteo de afrontar simultáneamente el Transicion y la Sudamericana con la misma intensidad

Por ello no convocó a  Maidana (sufrió una distensión en el isquiotibial izquierdo que le demandará tres semanas), asi como tampoco a Sánchez, Ponzio, Rojas, Pisculichi, Sanchez y Teo Gutiérrez, quienes descansarán para llegar de la mejor manera al Superclásico, con la misión de clasificar a la final del torneo internacional.

En definitiva River defenderá su liderazgo en Avellaneda con una baja en la defensa titular (Maidana) y con suplentes de la mitad de cancha hacia adelante - donde ya había perdido a Mora por a tiflitis -  

Por ello los 18 jugadores que se concentrarán este sabado finalizado el entrenamiento serán: Marcelo Barovero, Julio Chiarini, Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni, Bruno Urribarri, Emanuel Mammana, Augusto Solari, Guido Rodríguez, Osmar Ferreyra, Ezequiel Cirigliano, Tomás Martínez, Fernando Cavenaghi, Lucas Boyé, Giovanni Simeone, Sebastián Driussi y Juan Kaprof 

Otra novedad es la reaparición de Cavegol, cuyo último partido oficial fue ante San Lorenzo, en la Súper Final disputada en San Luis, el pasado 24 de mayo. Tras 176 días exactos sin jugar, después de someterse a una operación en agosto por una bursitis en el pie, el Torito aguantó bien los 90 minutos del encuentro de Reserva en el que River le ganó a Olimpo. 

 Una probable formación de River sería: Barovero; Mercado, Pezzella, Funes Mori y Vangioni; Solari, G. Rodríguez y Ferreyra; Martínez; Simeone y Boyé.

El encuentro sera este domingo a partir de las 21:30 hs. en el Cilindro de Avellaneda y con el arbitraje de Néstor Pitana.

 Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?  

Se define a la vuelta en casa


por Sebas Grane en La Maquina Millonaria

Tras una semana cargada de tensiones, donde se vivía la ansiedad y el nerviosismo por este superclásico de semifinales en cada rincón donde había hinchas de ambos equipos, cuando llegó la hora de salir a la cancha, el partido se vivió y se jugó de la misma manera: mal y con nervios.

A medida que pasan los días, este River se va deshilachando cada vez más. Poco queda de aquel que promovía el GGG y se parece más a este que vemos en las últimas semanas. Cada crónica comienza diciéndose que el Millo jugó mal, bueno, esta vez  jugó horrible.

Fue, sin dudas, y aunque sea reiterado, el peor partido del equipo de Gallardo. Más dedicado a pegar y pelear cada pelota que a desplegar el juego que quiere el técnico. La prueba está en la cantidad de infracciones cometidas y de amarillas que recibieron los hombres de la banda, de las cuales, más de una, pudo haber sido roja tranquilamente.

Pero la actuación del árbitro fue tan mala como el encuentro. Temeroso y maleable, le manejaron el partido, cobró mucho para el local y amonestó mucho al visitante. No midió iguales infracciones con iguales tarjetas para ambos lados y, así, hubo siete amarillas para la visita y solo dos para los locales.

Respecto del juego, ya mencionamos que River no hizo lo que nos había acostumbrado y lo planteó más desde la lucha. Pero también hay que destacar que fue muy pobre lo hecho por Boca. Un equipo que al principio quiso, pero chocó con sus propias limitaciones, carente de ideas y sin demasiadas llegadas claras al arco de Barovero.

El empate sin goles deja una mezcla de sensaciones. Por un lado, es positivo porque no se perdió y queda todo en manos del Millonario para intentar obtener la clasificación el próximo jueves en casa.

Por otro lado, el no convertir goles de visitante es un arma de doble filo porque, de recibir algún gol en el Monumental, cualquier empate deja al Millo afuera de la final, obligándolo a convertir más de uno.

River cumplió con el cincuenta por ciento del trabajo. Mostró el esfuerzo y el temperamento con el que se deben jugar este tipo de partidos, pero falto la mitad en la que debe jugar y crear peligro en el arco de enfrente. Prueba de ello es que no pateó al arco con claridad y Orión fue un espectador de lujo.

Las muestras del cansancio son evidentes. Maidana salió con un problema muscular y podría perderse los próximos partidos.  Sánchez, que había jugado el martes con su selección, aguantó todo el partido, pero no fue el motor del medio, y a Teo le faltó un poco más de compromiso, jugando al trote y con poca participación.

Por el lado de Boca, hay que remarcar que es un equipo que tuvo quince días para preparar este partido, que el fin de semana jugó su encuentro por el torneo local con nueve suplentes y que, aun así, no pudo doblegar a un River que viene con un desgaste físico y mental importantísimo, jugando cada tres días con el mismo equipo, con un plantel corto y con jugadores convocados a sus selecciones.

La revancha será dentro de siete días en el Monumental, y la buena noticia es que, tanto en el torneo local, como en la Copa Sudamericana, sigue dependiendo de si mismo. Ahora hay que pensar en el domingo, cuando visite a Racing, que busca arrebatarle la cima del campeonato.

Luego habrá tiempo para pensar en la revancha con Boca. Todo se define en casa, será un buen momento para volver al triunfo allí.

 Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?  

Ida y vuelta por la Copa

Después de muchos años River llega a las instancias finales de un certamen internacional y nada menos que enfrentara al eterno rival para llegar a la final con el ganador de la otra serie semifinal entre San Pablo y Atletico Nacional. 


Tendremos otro superclásico, esta vez en una doble función que empezará el jueves, a las 20.45, en la Bombonera, y terminará el próximo 27, en el Monumental, que se podrán ver por la TV Pública

Un partido que se reinventa para ofrecerse diferente. Una rivalidad que comenzó en 1913 en campo neutral, y que contabilizará ocho partidos cuando finalice 2014, entre los encuentros amistosos y oficiales. 
Son distintos y no lo ocultan. River llegará a la cita con la necesidad de recuperar el estilo avasallante con el que demolió a sus rivales en la Copa Sudamericana,  en donde ganó los seis cotejos: Godoy Cruz, Libertad y Estudiantes no pudieron arrebatarles puntos a los millonarios. 

El camino de Boca fue más sufrido. Capiatá, de Paraguay, lo puso en jaque en una definición por penales, después de ganarle en la Bombonera. Más sencillas resultaron las series con Central y Cerro Porteño. 

En el torneo doméstico estuvo lejos desde un principio, aunque recién se despidieron anteayer, con el empate 1-1 ante Arsenal; la Sudamericana es la tabla a la que se aferró el plantel.

Mar del Plata, Córdoba, Mendoza, La Boca, México, Núñez, escenarios de los seis superclásicos que se jugaron en el año, en el cual
 River marcha invicto: Sobre 6 encuentros el "millo" ganó cuatro veces (una en definición por penales), empató en las dos restantes y aunque cada episodio es diferente del resto, las rachas juegan en la mente de los futbolistas. 

También juega a favor que Carlos Sanchez volvió una vez finalizado el amistoso ante Chile en Santiago (del que participó sólo en el primer tiempo), en un vuelo chárter que pagó River.

Por eso la duda del "Muñeco" está puesta sólo en el mediocampo. Más precisamente, en el volante central, ya que Leo Ponzio o Guido Rodríguez que se disputan la zona. Por rendimiento, el juvenil es quien corre con ventaja, pero si se toma en cuenta la importancia del duelo, el entrenador podría darle la titularidad a 'Leo' por su experiencia.

Vale destacar que para este encuentro volverá 'Teo' Gutiérrez, luego de que Pekerman lo haya liberado del último compromiso amistoso de la Selección de Colombia y que fué incluido en la lista de concentrados Cirigliano. 

Lista de concentrados 

Esta es la nómina de los 20 los jugadores 

Arqueros: Marcelo Barovero y Julio Chiarini.

Defensores: Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Bruno Urribarri y Jonatan Maidana.



Mediocampistas: Leonel Vangioni, Carlos Sánchez, Augusto Solari, Ariel Rojas, Leonardo Ponzio, Guido Rodríguez, Osmar Ferreyra, Ezequiel Cirigliano y Leonardo Pisculichi.



Delanteros: Teófilo Gutiérrez, Rodrigo Mora, Lucas Boyé y Giovanni Simeone.

Mala noticia

Imprevistamente el "millo" perderá a Rodrigo Mora que se fue antes comenzar el entrenamiento y no jugará porque "Sufre una infección abdominal". Seria reemplazado por Simeone.


Formación posible
Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio o Guido Rodríguez, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Teófilo Gutiérrez y Giovani Simeone.
 Los árbitros 



Este próximo jueves, en el partido de ida arbitrará Silvio Trucco (del SADRA) - quien tendrá su 
estreno dirigiendo un Superclásico - 
mientras que una semana después, en el 'Monumental', estará
 Germán Delfino (de la AAA). 



LOS QUE ACOMPAÑARÁN A TRUCCO:

- Asistentes: Juan Pablo Belatti y Gustavo Rossi.

- Cuarto árbitro: Diego Abal.



LOS QUE ACOMPAÑARÁN A DELFINO:

- Asistentes: Hernán Maidana e Iván Núñez.

- Cuarto árbitro: Saúl Laverni.

Historial de los árbitros 


SILVIO TRUCCO:

* Dirigiendo a River: 5 triunfos, 2 empates y 1 derrota.

* Dirigiendo a Boca: 1 victoria y 3 caídas.

* Será su debut en el 'Superclásico'.

* En el plano internacional, con River: Copa Sudamericana 2014, ante Godoy Cruz (triunfo 1-0); Copa Sudamericana 2013, ante Lanús (0-0).

* No dirigió internacionalmente a Boca. 

GERMÁN DELFINO:
* Dirigiendo a River: 9 empates, 5 triunfos y 3 derrotas.
* Dirigiendo a Boca: 7 victorias, 2 empates y 3 derrotas.
* Ya dirigió dos 'Superclásicos' oficiales: Torneo Final 2013 (1-1, expulsó a Ramón Díaz) y Torneo Inicial 2013 (Boca 1-0, gol de Emmanuel Gigliotti).
* En el plano internacional, con Boca: Copa Libertadores 2013, ante Newell's (0-0). 
* No dirigió internacionalmente a River. 


Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?