El principio de una nueva ilusión

Aires de renovación
por Facundo Adamoli

En el 2015, River cerraba un año lleno de éxitos aunque con un rendimiento que se fue diluyendo con el pasar de los partidos. El modelo a través del cual se había conseguido ¨todo¨ estaba desgastado. 

La renovación exigía ser total: la de contratos, la de jugadores, la de sistema, la de ambiciones. Fue un verano extraño, de sensaciones encontradas, de incorporaciones polémicas y rutilantes.

 
Y un día volvió River, con aires de renovación, goleando a Quilmes 5 a 1 por la fecha 1 del Torneo Argentino.

El plan de Gallardo parecía resquebrajarse antes del comienzo del partido. Las tormentas fueron tan amenazantes como las bajas sensibles del equipo: Pisculichi y Lucho González afuera por un cuadro gastrointestinal. 

Ambos jugadores, son ejes de la innegociable idea de lastimar a través de la tenencia de la pelota. En su lugar, Pity Martínez y Bertolo, dos exponentes de habilidad pero de poca competencia, hasta el momento, para pelear de verdad la titularidad.

El partido fue de menor a mayor. El nuevo esquema supo adaptarse a la idea de presión constante en el medio para recuperar rápido la pelota, pero la tenencia no era clara ni fluida. La disposición del equipo supo como defender y atacar, aunque no pudo resolver la forma de abastecer mejor a Alario.



River logró soltarse cuando Pity Martínez y Nicolás Bertolo aceptaron el rol protagónico que debe asumirse con La Banda. Nacho Fernández, siempre activo, alternó buenas y malas, pero se mostró siempre como opción para generar juego o hacer la pausa.

El equipo de Gallardo ganó por nocaut. Primero desgastando a Quilmes con la constante presión y el peligro desequilibrante de todas sus líneas. River lastimó por los laterales, por el medio, y también a través del oportunismo de sus delanteros.

No dio la sensación de baile. Dio la sensación de trámite. Se vio un River renovado, con jugadores que saltaron desde el banco o debieron asumir la titularidad con ganas y hambre. El ímpetu de esta renovación se llevó por delante a un Quilmes que se supo inferior y terminó haciendo tiempo para evitar una goleada mayor.

El debut no dispuso de los nombres que se pensaron como parte del primer equipo, pero la idea que predica Gallardo estuvo presente durante los 90 minutos. River volvió renovado y con todo.
Entrada fútbol:

 ¿Cuál es tu opinión?

La hora de la verdad

Terminó la pretemporada, los equipos se reforzaron y llegó la hora de la verdad. El domingo a las 19 hs en el Monumental River arranca el Torneo Corto enfrentando a Quilmes 

 Para ello el viernes por la mañana el Millo tuvo una nuevo entrenamiento en el predio de Ezeiza, pensando en el debut. Después de la entrada en calor,  el cuerpo técnico dispuso tareas en el gimnasio, ejercicios de neurociencia, trabajos físicos y técnicos.
La última practica previa al encuentro con los Cerveceros será este sábado, a las 18 hs en el Monumental, a puertas cerradas. Una vez finalizada, los 18 jugadores convocados quedarán concentrados a la espera del encuentro del domingo. 

A pesar de las expectativas Andrés D´Alessando no será parte del debut, aunque sí fueron incluidos los siguientes refuerzos: Nicolás Domingo, Nacho Fernández e Iván Alonso.

 Lista de convocados  
Arqueros:

Marcelo Barovero y Julio Chiarini,



Defensores:
Gabriel Mercado, Leonel Vangioni, Jonatan Maidana, Milton Casco y Eder Alvarez Balanta

Mediocampistas:
Leonardo Ponzio, Nicolás Domingo, Luis González, Gonzalo Martínez, Nicolás Bertolo, Ignacio Fernández y Leonardo Pisculichi

Delanteros:
Rodrigo Mora, Sebastián Driussi, Lucas Alario e Iván Alonso.
El árbitro   
Fernando Rapallini será el árbitro del encuentro  

El juez que es nacido en La Plata, ya dirigió al Más Grande  en otras seis oportunidades, en las que el Millo cosechó tres victorias, dos empates y una derrota.


Historial
Jugaron 65 veces en Primera
River Plate ganó 38 veces, y convirtió 138 goles.
Quilmes ganó 10 veces, y convirtió 71 goles.
Empataron 17 veces.
River Plate lleva una diferencia a favor en el historial de 28 partidos 
Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?

Exitosa "operación relámpago"

 Sacudón
por Charro de A River lo quiero 
¿Vuelve como Aimar y Saviola o será el salto de calidad que soñamos?

 Gallardo en la conferencia de prensa del martes dijo como al pasar (pero con absoluta intención) que habría novedades en el mercado de pases dentro de las próximas 48 horas. Así como a través de los años aprendí a no ilusionarme con el humo periodístico de los mercados de pases, también aprendí en estos últimos años que Gallardo no es petardista y sus declaraciones son muy meditadas. 

A veces puede implicar una presión, otras una distracción, impedir que alguien se tire atrás o simplemente la alegría de ver que algo importante está muy cerca. Cuando Gallardo anticipó que habría novedades, él ya había hablado con D´Alessandro, anticipó y había logrado que la negociación no fuera malograda o complicada por la intervención de la prensa. Con todas esas ventajas, sintió que sería bueno adelantar algo para que la prensa no se adjudicara primicias que pudieran complicar la negociación.

Así como se venía hablando del pésimo manejo dirigencial en el mercado de pases, hay que decir que en esta negociación se manejaron como debieran haberse manejado siempre (aunque muchas veces sea imposible porque muchas manos en un plato...). En este caso, se vino sembrando en el jugador el deseo por su regreso, se le dejó claro cual era la idea de esta dirigencia y cuando se presentó la oportunidad se actuó rápidamente y sin interferencias. 

Así como Francescoli habló muchas veces con Aimar y Saviola, también lo hizo con D´Alessandro  y les dijo que cuando sintieran que podían volver al club, River tendría las puertas abiertas. De esta forma llegaron los anteriores ¨ídolos¨ (lamentablemente muy tarde tomaron la decisión de volver) y ahora El Cabezón también tomó la decisión.

Las peleas con la dirigencia del club brasileño y la situación económica del país terminaron por hacer cambiar de opinión a cambiar la opinión a D´Alessandro (su deseo era terminar su carrera en Brasil donde era ídolo y vivía tranquilo y con un sueldo inigualable para el mercado argentino), y ahí estuvo River para aprovechar la situación. 

Según dijo D´onofrio, D´Alessandro habló con Francescoli, el manager con el presidente y el entrenador y luego Gallardo le comunicó su idea de juego y trabajo y su pretensión con respecto al jugador. Aparentemente todos estuvieron de acuerdo y solo quedó para hoy el acuerdo final sobre la duración, condiciones y forma de pago del préstamo.

Sin dudas sorprende lo bien que se trabajó este pase (justamente porque no se había logrado lo que el hincha esperaba) y por fin se logró lo que tanto se reclamaba. La dirigencia logró darle una salto de calidad al plantel (veremos si D´Alessandro  cumple con las expectativas pero al menos la dirigencia apuntó donde correspondía), se las ingenió para conseguir la plata necesaria o el mecanismo financiero para que la operación llegara a buen término (no creo que se esté hipotecando más al club), logra presentarse como un equipo candidato (a las cualidades de carácter y experiencia que ya tenía y al trabajo serio que venía teniendo, se le suma la cuota de fútbol que le estaba faltando y que buscaba por todos los medios el entrenador).

Así como hay que felicitar a la dirigencia por esta operación (de la que luego se sabrán más pormenores), causa gracia la cantidad de expresiones que despertaron en los hinchas. La expectativa y emoción que se ve en la mayoría se dio pocas veces en la historia reciente (la llegada de Ramón como DT, las vueltas de Cavenaghi y probablemente tenga que ir al siglo pasado para tener otra expectativa semejante) y son innumerables las muestras de felicidad, agradecimiento y arrepentimiento (?) de los hinchas (recibió muchos insultos el Cabezón por tantas idas y vueltas), una clara relación amor/odio. 

Tantos fuertes sentimientos despertó, que todos hacen a un lado la historia de la última década y confían en lograr un nuevo título (como si con un solo nombre pudiera decretarse). Tan necesaria era su llegada que también surgieron las voces revanchistas (¿y chupamedias?) que exigen arrodillarse ante esta dirigencia por este logro y pedir disculpas por las críticas vertidas en otras operaciones (?).

No quedan dudas que el fútbol despierta pasiones muy fuertes, que el sentimiento por River puede lograr que la gente perdone cualquier cosa y que la política últimamente hace que algunos piensen que la crítica es destructiva y no constructiva, que la opinión diferente es mal intencionada y no una búsqueda de mejoramiento y que el oficialismo tiene derecho a hacer lo que se le antoje hasta que lleguen las siguientes elecciones (?). 

Así como esta operación subió muchísimos puntos la evaluación sobre el accionar en este mercado de pases (tanto que ahora se hará una presentación por la incorporación como se hizo en los últimos años), lo hecho en el último semestre había sido muy malo (será interesante hacer la evaluación de lo que pasó con el movimiento del plantel en estos meses)... mientras tanto, la nueva realidad es que la mayoría volvió a sonreír y empezamos a soñar con volver a Japón (la vara quedó muy alta... como debe pasar siempre con River Plate).

Entrada Fútbol: ¿Cuáles son tus expectativas?

El FIFAgate y la AFA

El FIFAgate y la AFA
Clickeá en la imagen para conocer la marcha la investigación por el escándalo de los sobornos en el futbol de la Conmebol y la Concaca