Otra copa para el arbolito

por El Patadura Onservador

El mal semestre de River terminó de la mejor manera. 
Ya se nos está haciendo una costumbre eso de festejar algo a fin de año. 
Y ojo, que si Independiente no sale campeón de la Sudamericana, el Millo va a ser el único equipo argentino en ganar algo este semestre.

Fueron seis meses raros los que están terminando. 
Pasamos de ser la máquina que ganaba la Libertadores caminando a un equipo inseguro que regaló puntos en varias canchas. 

De no acordarnos de Alario por los goles de Scocco, a buscar un nueve que pueda venir en forma desesperada. De la dupla de zagueros para el mundial, a dos “viejos” lentos que no brindaron ninguna garantía. Y de pensar que Bologna no puede atajar en River al arquero titular porque es el mejor que tenemos.

Pero el segundo tiempo de ayer fue un oasis en el desierto. 
El equipo mostró juego asociado y esa chapa que suele mostrar en las paradas bravas. Obviamente se hizo más fácil luego del gol (que digo gol, golazo) de Nacho Fernández. 

Pero en otras ocasiones estos partidos nos hacían sufrir al final. 
Y esta vez no pasó. La Banda siguió atacando y generando hasta el minuto 90. Y eso evitó que pasásemos zozobras con el tren fantasma del fondo (saco a Montiel de esta valoración). 

Por primera vez en muchos partidos, River mereció la victoria porque fue más que su rival.

Pero que la copa no nos tape la realidad. 
Aquel equipo campeón de principios de ciclo fue perdiendo su magia y los reemplazos, en gran medida, no fueron los adecuados. 
Hoy tenemos un plantel que apenas junta once titulares y no mucho más. 

Por razones inentendibles para los hinchas, vendimos a todos los pibes que le dieron frescura al comienzo, y nos llenamos de jugadores mayores de treinta, con rendimientos dispares. 
Y los jóvenes que llegaron, salvo contadas excepciones, no vinieron con una buena escuela y se nota demasiado. Auzqui no es más que Kaproff, ni Rossi que Guido Rodríguez.
 Es obvio que para lo que viene habrá que afinar la puntería para que lo que se traiga sea capaz de ponerse la camiseta y salir a jugar. 

Basta de apuestas y negociados (no me consta que los haya, pero es la única manera que tengo de entender que Lollo, por ejemplo, esté en el plantel). 

Es hora de armar un equipo capaz de comprometerse con la mística y el prestigio del club.

Terminemos el año como corresponde. 
Que el 17-12 los socios elijan lo mejor para el club, teniendo en cuenta que nos representan a los miles que solo somos hinchas. 
Y que el próximo presidente, sea quien sea, pueda armar un equipo que este a la altura de lo que está por venir. 


¡ Felices Fiestas a todos.!  

Una copa para el desahogo

El desahogo
por Alejandro Casar González para la Nación

En su última conferencia de prensa previa a la final con Atlético, Gallardo les dio un tirón de orejas a los periodistas. Medio en broma, medio en serio, recalcó que no le habían hecho ninguna pregunta sobre Atlético Tucumán, el rival de turno. 

Sabía como nadie que, más allá de las virtudes del Decano tucumano, el rival de River era River. Por su inestabilidad emocional, y por las esquirlas que pudieran haberle quedado luego de un año tormentoso.

Pero River se recuperó de las derrotas justo en el momento en que más necesitaba dar una muestra de carácter. En el partido decisivo, demostró que puede jugar como quiere su entrenador. Y cerrar la temporada cumpliendo con el ritual de festejar un título. 

Es la Copa Argentina, y puede que a comienzos de la campaña algunos vieran a este torneo como un premio consuelo. En función de todos los obstáculos que debieron sortear tanto el plantel como el cuerpo técnico, ahora se valora como una pequeña Copa Libertadores. 

Y así lo festejaron  
¡ River Bicampeón de la Copa Argentina! 
Ubaldo Kunz de La Máquina en radio


En su décima final al mando de River, Gallardo volvió a sumar un nuevo palmarés al medallero. Como hace un año atrás en la misma competencia, el club de Núñez volvió a decir presente en una instancia mano a mano y sumó un nuevo festejo en un año que venía siendo esquivo. Al menos hasta aquí. 
En la primera etapa, el millonario se puso rápidamente en ventaja a través de Nacho Scocco, luego de una estupenda definición por encima del arquero decano. Sin embargo, la alegría duró poco, porque en la jugada siguiente La Pulga Rodríguez puso la igualdad en el marcador. Aunque el elenco de Marcelo Gallardo fue el que monopolizó el balón y las intenciones, Atlético Tucumán lastimó de contragolpe y en los balones detenidos, aprovechando algunos errores defensivos.
En el complemento, el Más Grande volvió a golpear de entrada. A los 2 minutos, luego de un centro al segundo palo de Marcelo Saracchi, Nacho la controló con la diestra, la acarició con la zurda y la colgó en el ángulo, Golazo de River, en otro momento clave del partido.
Si Atlético Tucumán tuvo alguna situación para llegar al empate, fue más por alguna falla individual de la defensa del equipo del Muñeco (en especial, ese blooper de Jonatan Maidana que casi termina en otro gol de La Pulga). Pero River fue más que el equipo de Zielinsky, de principio a fin. Y tuvo en la cabeza del propio Jony y en los pies de Nacho Scocco las chances más claras para estirar la ventaja.
Los goles de los Nachos le alcanzó a River para vencer a Atlético Tucumán y coronarse por segundo año consecutivo en la Copa Argenta. 
¡Felicidades Campeón!

Con todo y con todos rumbo a Mendoza

Es sabido que River Plate necesita cerrar el año con un título, esperando dar una vuelta olímpica que hasta ahora no se dió y mañana sábado a las 19,15 hs en el Estadio Islas Malvinas de Mendoza, tendrá una alternativa para maquillarlo alzando la Copa Argentina.para terminar un semestre con más tristezas que alegrías.
Por eso, como el Millo debe ir con todo por la Copa, Gallardo en el entrenamiento de ayer jueves paró en la práctica a los posibles  titulares en Mendoza, con la sorpresiva recuperación de Pérez, quien así volvería al equipo luego del desgarro.

 A su vez el DT volvió a poner el esquema táctico 4-2-3-1, en la páctica con jugadores de buen pie que rodearon a Ignacio Scocco en la ofensiva, resultando una sorpresa la inclusión de Enzo Pérez entre los titulares, tras sólo once días de haberse desgarrado.

Por otra parte los laterales fueron ocupados por Gonzalo Montiel y  Marcelo Saracchi, mientras que a Enrique Bologna se lo mantuvo en el arco.


Concluído el entrenamiento todo el plantel quedó concentrado a la espera de la final y  se dió a conocer la lista de convocados que el cuerpo técnico confeccionó para ir en busca del bicampeonato y viajar a Mendoza.

Hoy viernes el plantel de River se entrenará desde las 16 hs., en el Estadio Monumental, a puertas cerradas y luego todos los jugadores viajarán a Mendoza para afrontar la final.
A tal fin a las 19 hs., se embarcará en un vuelo chárter desde el Aeroparque Jorge Newbery a la ciudad cuyana y a su arribo se alojará en el Hotel Diplomatic.


Formación probable:

Enrique Bologna; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Marcelo Saracchi; Leonardo Ponzio y Ariel Rojas; Ignacio Fernandez, Enzo Perez y Gonzalo Martinez; Ignacio Scocco

El árbitro de la final .

La AFA designó árbitro de la final de la Copa Argentina.a Fernando Rapallini, que será asistido por Sergio Viola y Alejandro Mazza en las líneas.
El historial del juez dirigiendo al Millo es a nuestro favor, ya que con él El Más Grande obtuvo 10 victorias, 3 igualdades y 2 derrotas. 



A su vez, Atlético Tucumán tiene un saldo negativo: 1 partidos ganado y 2 caídas con el mismo juez.


Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

A ganar la copa y a bajarse del caballo

Estatua ecuestre de Luis XIV 
(autor de la frase el "Estado soy yo")

La actualidad del Millo es de gran preocupación para toda la gran parte del pueblo riverplatense, que está ajena a las intrigas y operetas provenientes de la política nacional, las que - como nunca en la historia de El Más Grande- calaron hondo en nuestra vida institucional. También advertimos a un Gallardo preocupadísimo tal como se muestra por primera vez a lo largo de todo su ciclo. 

El próximo sábado a las 19,15 hs en el Estadio Malvinas Argentinas de Mendoza River cerrará otro pésimo fin de año tal como atinadamente ha sido diagnosticado  en La Máquina Millonaria 

Es que esta vez el estratega técnico no encuentra respuestas en ninguna de sus líneas, defensivas y ofensivas, tanto que en los últimos partidos el tercer arquero del plantel se ha convertido en el valor más destacado del plantel evitando mayores papelones. 
 
El domingo pasado River perdió por quinta vez en sus últimos seis partidos de la Superliga y sigue sin levantar cabeza a partir de la eliminación por la Copa Libertadores en manos de Lanús 
Este registro sólo tiene como antecedente el de la época Aguilar-Simeone, cuando River salió ultimo y terminó condenado al descenso 18 meses después.  

Del triple objetivo fijado para el 2017 sólo queda el consuelo de ganar la Copa Argentina ante Atlético Tucumán, en lo que, a contrapelo del historial, se presenta como una misión muy dificil , teniendo en cuenta la poca capacidad de reacción que ha mostrado nuestro equipo en los últimos partidos. 
Es más, retener un título - que hasta el año pasado fué menospreciado por la dirigencia riverplatense - no debe tapar el bosque, o al menos no debería hacerlo, debiendo algunos directivos y gerentes (manager incluído) bajarse de la soberbia para pasar a escuchar los disensos y otras propuestas .

No se nos escapa que los defensores acérrimos de la actual gestión dirán que salimos campeones otra vez, que nos quejamos hasta cuando campeonamos, pero hay que recordarles que la Copa doméstica termina siendo sólo un maquillaje para un cierre de año paupérrimo.

Es que como dice Sebastian Grane en La Máquina Millonaria 
"Entonces, no vengan a querer hacernos creer que está todo bien. El torneo local nos condenó al peor año de nuestras historias, así que, señores dirigentes, no sean negligentes, no sean obtusos, orgullosos ni testarudos, River debe comenzar el 2018 ganando sus partidos en la competencia local, de lo contrario, tendrán que lidiar con una realidad que nadie quiere volver a repetir"

Historial

Jugaron 5 veces en Primera

River Plate ganó 3 veces, y convirtió 10 goles.

Atl Tucuman ganó 0 veces, y convirtió 4 goles.

Empataron 2 veces.

River Plate lleva una diferencia a favor en el historial de 3 partidos.



Entrada fútbol: 
¿Cuál es tu opinión?