River se consolida en la cima


No afloja
por Facundo Adamoli en Solo River
Las circunstancias cambian. La pendiente es cada vez más empinada.
El desgaste es mayor y el rival crece. Los obstáculos son más grandes y la presión aumenta. A este River se lo pone aprueba en todo. Es el rival a vencer. “¿Cuanto más podrá mantener esto?”, preguntan algunos. Pero el apodo de “Maquinita” justifica el desempeño partido tras partido.
 En un partido donde el cansancio físico se hizo notar, River volvió a demostrar que sigue en carrera por el título tras imponerse 3 a 0 ante Belgrano de Córdoba por la fecha 12 del Torneo de Transición.
Hoy La Maquina tardó en encenderse. Es que el tremendo calor de Asunción y la seguidilla de partidos jugados hasta la fecha han desgastado a un plantel corto. Este River supo comenzar los primeros partidos de la temporada reduciendo al rival, asfixiando y borrando a todo aquel que tuviera enfrente. Con la agenda cargada en competencias, el desgaste se notó.
El partido con Belgrano fue un reflejo de lo que últimamente viene viviendo el equipo de Gallardo. Es evidente que esa presión absoluta se fue diluyendo a medida que River fue sorteando rivales. Los de Nuñez encararon un partido sin esa agresividad característica del equipo, pero los arrestos individuales alcanzaron para ponerse en ventaja.
Belgrano se convertía en un equipo incómodo, pero Ariel Rojas se disfrazó de Iniesta, y a través de un pase magistral asistió a Leonel Vangioni para el 1 a 0.
El Muñeco Gallardo también volvió a demostrar por qué él tiene mucho que ver en el cambio radical que sufrió este equipo. River no la pasaba bien al comienzo del segundo tiempo, pero su ojo clínico dio un diagnóstico acertado: Mercado por Solari para tapar el costado derecho que tanto lastimaba. Boyé por Mora. Driussi por Pisculichi. La Maquina arrancó de nuevo. Sanchez habiltó a Teo Gutierrez con un centro fenomenal y anotó el segundo gol en el marcador.
Rojas se adueño del primer tiempo. Sanchez del segundo. Guido Rodríguez fue el mejor socio de ambos, jugando con el físico de un juvenil y la mente de un experimentado número cinco. Gallardo incluyó al pibe para hacer en el medio lo fundamental: jugar con precisión, rápido y abriendo el juego. Otro Kranevitter asoma para el equipo titular….
Con el 2 a 0 el juego colectivo volvió a aparecer. Sonó cuarteto y Belgrano bailó. Tanto así que llegó el tercer gol del equipo firmado por Teo Gutierrez.
La aparición de Guido Rodríguez fue tan interesante como la vuelta de Eder Balanta, otro monstruo de la defensa que volvió con toda su jerarquía y personalidad. ¿Deberá jugar un tiempo Funes Mori y otro Balanta? El nivel de los juveniles millonarios crece de la mano de un técnico que parece saber como llevarlos
No cae. No se detiene. No afloja. Si River antes ganaba caminando, ahora gana ante cualquier adversidad. Se repone y da la cara. Pelea, lucha y la gana. Si hay tiempo, juega bien al futbol y de paso te baila. Los triunfos no se detienen. Tampoco la alegría.
Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

La previa

La previa de River Plate vs Belgrano de Córdoba
por la 12ª fecha del Torneo de la AFA


Después de una extenuante seguidilla de partidos como visitante, con muchas millas recorridas (San Juan, Rosario y Asunción), mañana River volverá a ser anfitrión ya que recibirá a Belgrano de Córdoba en un partido correspondiente a la 12ª  fecha del Torneo Transición de la AFA y en el que buscará seguir afianzándose en la cima manteniendo el invicto. 

El encuentro comenzará a las 18.15 en el Monumental, 
el  "Millo" llega después de un memorable triunfo como visitante en en Paraguay Sudamericana por 3 a 1, será televisado por la TV Pública y  .

River también viene de vencer a Newell s en el campeonato local (1- 0) y su objetivo es ganarle a Belgrano para mantenerse firme en la punta donde le lleva 
 2 puntos a Independiente (que tiene un partido más jugado), 4 puntos de ventaja a Lanús y 6 a Racing.

Para recibir al elenco cordobés, el técnico Gallardo tiene a su disposición a los seleccionados Leonel Vangioni, Éder Álvarez Balanta y Teófilo Gutiérrez y se estima que el ex Newell s y el delantero colombiano serán de la partida desde el inicio.

Lista de concentrados  

Los 18 jugadores de River concentrados para disputar el partido del domingo ante Belgrano de Córdoba: Marcelo Barovero, Julio Chiarini, Augusto Solari, Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Eder Álvarez Balanta, Leonel Vangioni, Jonatan Maidana, Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Guido Rodríguez, Ariel Rojas, Leonardo Pisculichi, Teófilo Gutiérrez, Rodrigo Mora, Sebastián Driussi, Lucas Boyé y Giovanni Simeone

Formación inicial

De no mediar inconvenientes, Vangioni entrará por Funes Mori, -quien fue expulsado ante Boca, la fecha pasada jugó por el artículo 225 y debe cumplir la suspensión-, mientras que Teo Gutiérrez ingresará por Lucas Boyé y además Gallardo podría realizar una variante más si decide que Álvarez Balanta juegue por Germán Pezzella.

 Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Germán Pezzella o Éder Álvarez Balanta, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. 

El árbitro de la fecha

Jorge Baliño

Jorge Baliño es el árbitro designado para dirigir el encuentro entre River - Belgrano.

El juez nació el 8 de Octubre de 1979 y es un bombero de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que recibió su título de Árbitro Nacional en 2004 e hizo su ingreso en la AFA al año siguiente, aunque sus primeros pasos los dio en la Liga Tandilense, desde 1998.
Su debut fue el 4 de Noviembre del 2006 en la Primera “B” Nacional; el 15 de junio de 2007 comenzó en Primera División.
Historial

Jugaron 30 veces en Primera
River Plate ganó 18 veces, y convirtió 59 goles.
Belgrano ganó 6 veces, y convirtió 24 goles.
Empataron 6 veces.

Por lo tanto el "millo" tiene sobre el "pirata" una diferencia a favor en el historial de 12 partidos.

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?

Sin interrupciones mentales

Cuando se apaga la luz, se enciende el más grande


“Fue un partido extraño, atípico, no pasa seguido que se te corte la luz dos veces. Después de enfrentar estas adversidades y el calor sofocante pudimos salir adelante. Con carácter y mentalidad, sobre todo. Teníamos todo en contra. El partido era muy mental. Y salimos adelante, repito. Terminamos ganando con autoridad“ dijo Gallardo


Partido raro. Y es así como lo define SebaGrane en La Máquina Millonaria tal como transcribimos a continuación.

 Podría decirse que duró cuatro tiempos, o que se dividió en cuatro períodos, como un partido de básquet. Que en todos ellos River fue más y no merecía perder, pero entre el Millo y las Copas hay algo inexplicable que se hace recurrente en cada participación y recién en el último tramo logró imponer su supremacía.

Analizando el encuentro en cada una de sus etapas, el primer tiempo de los de Gallardo fue correcto, sin ser avasallante, por lo agobiante de la temperatura y la amplitud del terreno, fue el que más buscó y el que tuvo las situaciones más claras, pero cada remate o llegada al arco se encontraba con una pierna paraguaya que impedía que el disparo llegara franco a la meta.

Los locales no inquietaban a Barovero y la etapa se esfumaba sin penas ni glorias. Pero la historia de River en estas competencias es especial. Es una especie de amor-odio inexplicable. No es la primera vez que el conjunto de la banda domina a un rival, a tal punto de no sufrir llegadas en contra, y en una jugada aislada o remate desde saturno, la pelota se cuela entre los tres palos y el trámite se vuelve adverso.

Así parecía que transcurriría la noche de Asunción. Con otro de esos cachetazos increíbles que sacuden la modorra. Un pelotazo desde la casa de Vargas cuando se moría esta mitad (o cuarto) y una Trapito mal parado, fue suficiente para poner en ventaja al equipo local. Inmerecida por el trámite, pero posible por errores propios, ya que Funes Mori le dio todo el tiempo del mundo a Gumarelo para que se pudiera acomodar y rematar con tranquilidad.

En el complemento, la visita salió decidida a encontrar un gol que le permita ir al Monumental con un poco más de tranquilidad. Pero la Copa tenía más sorpresas. A los nueve minutos, un remate perdido dentro del área visitante pegó en el brazo de Pezzella y el árbitro cobró penal. La sensación de una dura derrota comenzaba corporizarse, y de golpe, el estadio se quedó sin luz. Parecía ser un guiño del destino. Otra de esas cosas que tienen las competencias continentales que las hace impredecibles. La cuestión era saber si el guiño era a favor o en contra.

Las ejecuciones desde los doce pasos suelen estar cargadas de tensión y, los que saben, suelen decir que cuanto más tiempo tenga el ejecutante para pensar, más posibilidades tiene de fallar. En este caso, el paraguayo López fue el encargado, y tuvo que esperar algo más de veinte minutos. 



Cuando volvió el suministro eléctrico, intentó colocar el balón esquinado a la izquierda de Barovero, que  voló hacia ese lado. Tan esquinado quiso meterlo, que la pelota se perdió por la línea de fondo y el resultado se mantuvo como estaba: 1 a 0 abajo. Comenzaba otro partido.


Poco después, aprovechando la envión anímica, el Mellizo desbordó y, con una barrida, evito que la pelota saliera del terreno de juego, colocando un centro atrás ante la atenta mirada de los jugadores locales, que creyeron que la pelota había salido. Sánchez entró al área chica y definió bajo por el medio del arco, marcando el empate y generando el desconcierto del juez, que no sabía que sancionar, a la vez que veía que el línea corría hacia la mitad de cancha convalidando el tanto.



El empate era justo, el gol de visitante importantísimo de cara a la revancha y otra vez el apagón. El primero había generado un oasis en el desierto. Fueron seis o siete minutos en los que el partido se dio vuelta 180 grados.


Luego de quedar a oscuras por segunda vez, apareció la astucia e inteligencia del Muñeco. Ante un partido largo, pesado y caluroso, guardó los cambios para el final y aprovechó para poner las piernas frescas de los juveniles Driussi, Simeone y Solari. 

Los dos delanteros se encargaron de sellar el resultado. El primero, tras habilitación de Mora, definió bajo y a un palo para anotar su primer gol en la primera de River; el segundo, tras pase de Leonardo Pisculichi, la picó ante la salida del arquero local. Así quedaba sellado el 3 a 1 final y llegaba la tranquilidad a una serie que, antes de la primera interrupción, parecía ser otra mala noche de copa.

Más allá de las vicisitudes presentadas en la noche de Asunción, hay que destacar que, aunque era superior, no estaba siendo un buen partido de River. Ponzio estuvo muy errático, fallando pases fáciles, regalándole la pelota a los rivales y perdiendo más de lo que recuperaba.

Barovero fue responsable en el gol, parecía bien parado, pero no reaccionó a tiempo ante un remate que se iba abriendo y apenas llegó a tocarla con las puntas de los dedos cuando el balón se coló casi por el medio del arco. En el penal leyó bien el remate, y después no tuvo mucha más participación.


Boyé es un excelente proyecto, pero en Paraguay no tuvo un buen partido, se lo está cargando con mucha responsabilidad, no hay que olvidar que es un chico y que una seguidilla de bajas actuaciones puede complicar su futuro y hacerle perder confianza. Debe estar tranquilo y no sentir que sobre él recae la responsabilidad de reemplazar a Teo Gutiérrez, él no es culpable de que el colombiano no tenga un reemplazo de experiencia en este plantel.

Es importantísimo que los goles hallan llegado de los pies de los chicos de River, que venían teniendo mala fortuna en las definiciones (recordar los palos de Gio en la Copa Argentina contra Rosario Central) y que anoche se amigaron con el gol. El cuerpo técnico deberá trabajar con Boyé para que no se desanime, ya que no pudo convertir, salió reemplazado y los que entraron sí pudieron anotar.



River se trae más que una victoria de Asunción. Los tres goles anotados en condición de visitante son un golpe durísimo para el rival, que deberá ganar, como mínimo, 3 a 0 en el Monumental para poder pasar de fase sin ir a los penales. Para el conjunto del Muñeco, es una tranquilidad de cara al duro calendario que se viene. Sin subestimar el encuentro, podrá mechar algunos jugadores para dosificar los esfuerzos de cara al futuro.


En una noche larga y con apagones, Gallardo y River mostraron estar encendidos. Que a pesar del trajín, quieren ir por las dos competencias y, sobre todo, tuvieron las luces suficientes para aprovechar cada situación del partido, cada corte de luz, cada momento favorable (como el penal errado) y dejar la serie muy favorable para el partido de vuelta.


Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?