Mas allá de la derrota, se rescata la garra

Verdugo Argentino

Sebastian Grane de La Máquina Millonaria
Bertolo deja la cancha con lágrimas en los ojos

Partido raro para volver a la competencia oficial. River quedó en el camino frente al mismo rival que lo había eliminado en la edición 2014 de la Copa Argentina. Aquella vez fue por penales, en esta ocasión con un 2 a 0 que, más allá de haber jugado mal, es exagerado en función de lo que se vio en la cancha, a pesar de haber estado un tiempo largo con dos hombres menos.

La mayor parte del análisis se resume a la paupérrima actuación de Beligoy. Un árbitro que no amonestó cuando tenía que amonestar y expulsó por demás ante situaciones que no eran merecedoras del color rojo, en ninguno de los tres casos.

Como cada vez que el Millonario vuelve de una pretemporada, sus primeros partidos son bastante chatos, faltos de ritmo y con muchas imprecisiones. Esta no fue la excepción. En el que más se evidenció fue en Balanta, que se lo notó falto de fútbol y cometió muchos errores.

Para colmo, perdió con el cuerpo frente a Marcos Ruben en la jugada que finalizó con penal sobre Cervi y luego se fue expulsado, mal, en el complemento. A él es a uno de los que más le pegó la inactividad, sobre todo porque tuvo una importante lesión el semestre pasado y eran sus primeros minutos de fútbol en mucho tiempo.

A pesar de que River jugó mal por falencias propias, también hay mérito de Rosario Central, que nunca dejó jugar con tranquilidad. Al principio trató de presionar arriba, sabiendo que el Muñeco les pide a sus defensores que salgan jugando y luego se replegó para salir de contra.

No pasaba mucho en el encuentro, cuando Bertolo, que hacía su debut, tuvo que salir por una molestia en una de sus piernas (podría ser un desgarro) y en su lugar ingresó Boyé. Para colmo, cinco minutos después, llegó la jugada del penal y el gol de Ruben.

Con la ventaja, Central retrocedió en el campo, y River tuvo las jugadas más claras, convirtiendo a Caranta en figura, sacando dos o tres pelotas increíbles que podrían haber sido el empate, sobre todo una que pegó en el palo luego de su intervención.

Para coronar la noche, Maidana, que había sido amonestado, mal, por cometer el penal (que luego de varias repeticiones sigue quedando la duda si fue o no) vió la segunda amarilla sobre el final de la primera etapa y dejó al Millo con un hombre menos.

El complemento fue todo de River, incluso tras la expulsión del moreno, y estando nueve contra once, el equipo rosarino no pateó al arco, a tal punto que Barovero solo intervino en el encuentro cuando sus compañeros le pasaban la pelota.

Estando en clara inferioridad numérica, los jugadores del Millo entregaron un 150% en cada juagada y lograron equiparar el desastre que había hecho Beligoy con las tarjetas. Lamentablemente no se pudo llegar al empate y sobre el final el Canalla amplió la ventaja.

Otro tema a tener en cuenta es el acompañante de Mora. Es imperioso conseguir un nueve que haga el trabajo que hacía Teo el semestre pasado. Alguien que preocupe adentro del área, que aguante y que pueda ser descarga arriba. 

En San Juan, River no tuvo peso en el área de enfrente y falló mucho en el área propia, y ahí se explica gran parte del resultado. El trabajo de aquí al cierre del libro de pases, será conseguir ese goleador que está faltando.

Así, el equipo de Gallardo empieza con el pie izquierdo el segundo semestre del año. Aunque la Copa Argentina es, quizás, la menos importante de las competiciones que quedaban de aquí a fin de año, era un objetivo por el cual ya no se va a pelear. 

Y, a pesar de la derrota, se rescata la garra y las ganas de revertir la historia, aún en inferioridad de condiciones, una muestra de que no se dan por vencidos y de que quieren ir por todo.

Por supuesto que todos los cañones apuntan al 14 de julio, cuando Guaraní visite el Monumental por la semifinal de la Copa Libertadores. Pero antes, deberá preparar los partidos por el torneo local para no dejar que el tren se escape. El 8 de julio contra Tigre y el 11 contra Temperley serán los compromisos antes del ansiado choque copero.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Empezando el semestre

Este viernes, en el insólito horario de las 22,30 hs, River disputará  su primer partido del segundo semestre contra Rosario Central,  en el Estadio San Juan del Bicentenario, por los 16avos de final de la Copa Argentina 
Para llegar a esta instancia  el Millo debió superar a Liniers, de Bahía Blanca, en Formosa.en la fase anterior,mientras que el Canalla eliminó a Deportivo Riestra al ganarle por 3 a 1. El ganador del encuentro se enfrentará por los octavos con el vencedor del choque entre Ferro Carril Oeste y Los Andes.
El Chacho Coudet, entrenador de Central, ya anunció que incluirá a los mejores jugadores que dispone entre quienes no se encuentra, por una molestia lumbar, César Delgado, mientras que también el Muñeco, dispondría un equipo con base de titulares en que se anticipa el debut de uno de los refuerzos: Nicolás Bertolo
Lista de convocados
El cuerpo técnico de River Plate confirmó a los 18 futbolistas convocados para el primer compromiso oficial del semestre:
En la delegación que viajará no estarán Aimar, Saviola y "Lucho", quienes se quedarán en Buenos Aires y continuarán con su puesta a punto.

Arqueros: 
Marcelo Barovero y Julio Chiarini.


Defensores: 
Leonel Vangioni, Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Éder Álvarez Balanta y Leandro Vega.
  
Mediocampistas
Camilo Mayada, Augusto Solari, Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez, Leonardo Pisculichi, Nicolás Bertolo y Carlos Sánchez.


Delanteros: 
Lucas Boyé, Rodrigo Mora y Fernando Cavenaghi. 


Probable formación:
 Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Éder Álvarez Balanta y Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matías Kranevitter y Leonardo Ponzio; Gonzalo Martínez; Nicolás Bertolo; y Rodrigo Mora. 

Las autoridades del encuentro 
El árbitro que dirigirá el encuentro será Federico Beligoy, quien será asistido por Marcelo Aumente y Sergio Zoratti. El cuarto árbitro será Mario Ejarque.

Historial
Ambos equipos ya tienen un antecedente en este certamen cuando Central eliminó a River en los cuartos de final de la edición 2014 de la Copa Argentina. 

Este año el Millo ya le ganó al Canalla por  2-0, el 31 de mayo pasado. por la 14ª fecha del campeonato de primera división.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

La Copa más antigua y más difícil


La Copa América es el torneo internacional más antiguo del fútbol ya que su primer edición se remonta a 1916 cuando fue disputada en Argentina en celebración por el centenario de la independencia nacionl. Este certamen, tras la abolición del British Home Championship se convirtió en el torneo entre selecciones más antiguo del mundo
Hasta el momento, este campeonato ha sido conquistado únicamente por siete de las diez selecciones del  Sudamerica (Uruguay con quince títulos, Argentina con catorce títulos, Brasil con ocho títulos, Paraguay y Perú con dos títulos, y Bolivia Colombia con un título). Unicamente no lo han ganado las selecciones de Chile con cuatro subcampeonatos, Ecuador con dos cuartos lugares y Venezuela con un cuarto lugar.
La Copa América es uno de los tres principales eventos futbolísticos a nivel de selecciones, junto a Copa Mundial y la Eurocopa y desde la edición de 1991, el campeón asiste como representante del área a la Copa Confederaciones.  
A nivel internacional, es el torneo de fútbol a nivel de selecciones mayores que más veces se ha realizado, superando al Mundial y también es el megaevento deportivo que más veces se ha realizado, superando a los Juegos Olímpicos
Ciñéndonos al presente,  Argentina no vivía una noche como la vivida ante Paraguay desde hace más de diez años y sus mismos jugadores reconocieron que les salió "todo".en efecto liderada por Lionel Messi, la Albiceleste se reencontró con un fútbol y goles que la deja a un paso de acabar con una sequía de títulos que se extiende desde 1993 (si se hace excepción de la medallas de oro olímpìcas logradas en Atenas y Pekin).
Una racha negativa que demuestra cómo la Copa América se ha convertido en un campeonato extremadamente difícil de ganar. Pero si para Argentina lleva una espera de 22 años, para Chile, su rival en la final del sábado, es peor ya que nunca ha podido celebrar un título en los 99 años de la Copa América.
Sin embargo el fútbol chileno ha venido cambiando con una generación de jugadores que lo ha colocado en la élite del fútbol. Lo mismo se puede decir de Colombia, que deslumbró en la pasada Copa del Mundo, aunque los dirigidos por José Pekerman hayan tropezado en el torneo en territorio chileno fue más por la virtud de sus rivales que por demérito propio.
Uno de sus verdugos fue Venezuela, otrora equipo débil de la región, pero que ha ido transformando su fútbol años tras año.  La victoria de la Vinotinto no fue una sorpresa más allá de que Colombia ocupa el cuarto puesto en la clasificación de la FIFA y Venezuela el 72º.
Más llamativas resultaron las campañas de los dos equipos que se ubican por debajo de Venezuela en la clasificación mundial: Paraguay (85º) y Bolivia (89º).La selección guaraní, que fue finalista de la Copa América hace cuatro años, se volvió a ubicar entre los cuatro mejores países del continente. .La paridad es tal que Paraguay pudo pasar del último lugar en las eliminatorias a estar entre los cuatro mejores en menos de dos años.

Si se compara el nivel en conjunto de las confederaciones continentales en base a la clasificación mundial de la FIFA, no cabe duda que Sudamérica muestra el nivel más parejo. Argentina (3º), Colombia (4º), Brasil (5º) y Uruguay (8º) se ubican entre las diez mejores del mundo, mientras que Chile está en el puesto 19º.

La calidad, paridad y nivel del fútbol sudamericano quedaron demostrados en la pasada Copa del Mundo Brasil 2014. De los diez países sudamericanos presentes en la Copa América, seis estuvieron en el Mundial, y de ellos cinco superaron la fase de grupos, lo que significa un 83%.
Pese a que cuatro selecciones sudamericanas se tuvieron que eliminar entre sí, tres llegaron a los cuartos de final, dos a semifinales y una a la final, Argentina, que perdió contra Alemania el partido decisivo.
Es impresionante la larga lista de nombres que descollan en el fútbol mundial a nivel individual. Además de las estrellas albicelestes tenemos los nombres de James Rodriguez,  Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Teo Gutierrez, Radamel Falcao, Diego Godín, Paolo Guerrero, Jackson Martínez y obviamente Neymar que son sólo algunos de los nombres de una nómina más extensa.
Muchos de ellos estarán este sábado en la final de la Copa América, un partido que enfrenta al país anfitrión contra la principal candidata al título, Argentina.
¿Cúal será el país ganador? Es una pregunta que en Sudamérica no es fácil de contestar.