River de pretemporada


ESPN Sports Complex Disney.de Orlando

El próximo domingo 26,  el plantel de River viajará rumbo a Orlando, Florida, para continuar con la pretemporada en territorio estadounidense, de cara  a las tres competencias que disputará en el segundo semestre del año: Copa Argentina -- ultima chance para clasificar a Libertadores 2017 -, la Recopa Sudamericana ante Independiente Santa Fe y el indefinido Torneo local. 

Ya desde el lunes 20 puso en marcha la pretemporada en el predio de Ezeiza, con la lógica ansiedad de Gallardo en recibir los refuerzos prometidos por la dirigencia. Caída la incorporación del defensor de 29 años Lollo por no haber superado la revisación médica no haber superado la revisación médica el DT reclama que al menos se incorporen jugadores que cubran dos plazas para la preparación durante los 21 días en Florida.


Por ahora, con la lógica exclusión de Mercado y Maidana integrantes de la selección nacional que disputará la final de la Copa América Centenario,  los jugadores que están participando de la la pretemporada son:

Arqueros: 
Augusto Batalla y Maximiliano Velazco.

Defensores: 
Camilo Mayada, Emanuel Mammana, Éder Alvarez Balanta, Milton Casco, Leandro Vega y Gonzalo Montiel, Luis Olivera y Kevin Sibille.

Volantes: 
Joaquín Arzura, Leonardo Ponzio, Nicolás Domingo, Luis González, Nicolás Bertolo, Tabaré Viudez, Andrés D´Assandro, Gonzalo Martínez, Leonardo Pisculichi, Tomás Andrade e Ignacio Fernández.

Delanteros: 
Sebastián Driussi, Rodrigo Mora, Lucas Alario, Giovanni Simeone e Iván Alonso.

Ahora bien, mientras el plantel se entrena y prepara las valijas para partir el próximo domingo a Estados Unidos,la directiva intenta apurar la llegada de los refuerzos de la mano de Enzo Francescoli para gestionar las llegadas tanto de Rodrigo Rey, que actualmente ataja en Godoy Cruz, como Martín Demichelis, libre de Manchester City, intentando aprovecha que ambos jugadores están representados por el mismo agente.



De Michelis y Rodrigo Rey 
Por eso Francescoli encarará personalmente la contrataciones del arquero y el marcador central, ambos con pasado mllonario, aunque muy diferentes trayectorias.  El arquero quedó libre hace cuatro años, relegado en la consideración de Matías Almeyda, mientras que Demichelis tuvo un ciclo exitoso en nuesztra instiitución durante sus inicios como profesional, hasta que fue transferido a Europa destacándose en el Bayern Münich y el Manchester City, así como en la selección nacional.

Por otra parte en su estadía por 21 días en suelo estadounidense River se hospedará en el ESPN Sports Complex Disney.de Orlando, que es un complejo de primer nivel en donde el plantel se entrenará a partir del próximo lunes 27 de junio hasta el domingo 17 de julio.


El equipo del Muñeco jugará amistosos para entrar en competencia y llegar así de la mejor forma a los certámenes que disputará.El primer amistoso será el sábado 9 de julio frente al América de Cali, en el Lockhart Stadium, de Fort Lauderdale, Florida.

Lockhart Stadium, de Fort Lauderdale

Luego, el miércoles 13 de julio en el Nissan Stadium, Tennessee, el Millo se enfrentará al New York City Football   de Andrea Pirlo, Frank Lampard y David Villa, entre otros.

Podría haber también un tercer partido, que sería contra el Sevilla, aunque actualmente está en duda por decisión de Jorge Sampaoli, nuevo entrenador del conjunto español que tendría pensado cancelar la gira. En el caso de que se confirme, el partido se llevaría a cabo el 16 de julio también en Tennessee.

El regreso está pautado para el 17 de julio y la delegación arribará a Buenos Aires el lunes 18 de ese mes.

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?

Al Tata lo que es del Tata

  La mano del Tata señaló el mejor camino a la final 
Claudio Mauri en La Nación 


Aunque el director técnico considere que el seleccionado sólo será reconocido si el domingo obtiene el título en Nueva Jersey. Afirma que le gustaría equivocarse, pero por el momento no hay quien le quite de la cabeza que una parte del periodismo y del público argentino dará su veredicto en función del resultado en la final. No hace pública su convicción de que es injusto que se relativice o menosprecie el recorrido en esta Copa América en función de si es campeón o no.

Por ahora, lo concreto y real es que la Argentina no se instaló en la final porque bajó de un plato volador, si bien en el equipo tiene a un extraterrestre como Messi, sino porque el equipo promedia un rendimiento y resultados más que satisfactorios. Y en eso tiene mérito Gerardo Martino. Acertó en varias decisiones y cambió el descreimiento que se percibía hace unos meses (dos puntos sobre nueve en el comienzo de las eliminatorias para Rusia 2018) por un optimismo en aumento. Un repaso a las teclas que supo tocar Martino y en las muy pocas que desentonó.

Encontró la defensa.
 La herencia de Sabella es la permanencia de Rojo. El resto es búsqueda de Martino. Mercado se empezó a afirmar en un momento crítico, a partir del triunfo sobre Colombia en Barranquilla. El lateral de River, ante las bajas de Zabaleta y Roncaglia, fue convocado un sábado de noviembre y a los tres días era uno de los más destacados ante el equipo de José Pekerman. No salió más. Por esa época también se consolidó la pareja central Otamendi-Funes Mori -una debilidad del Tata desde que estaba en River- por potencia, quite y anticipo. El defensor de Everton también fue eficaz como lateral izquierdo ante Bolivia.

Esperó a Higuaín. 
A la Argentina no se la vio desesperada en toda la Copa América Centenario. La paciencia en el juego también fue la que tuvo Martino para no apresurarse cuando Higuaín no hizo goles en los tres encuentros de la etapa de grupo. En el banco no está un cualquiera: Agüero marcó en los 15 minutos que tuvo ante Panamá. Llegaron los cuartos de final y el entrenador confió en quien venía de capocannoniere récord en el calcio, con 36 festejos. E Higuaín respondió a ese respaldo: dos tantos a Venezuela y dos más a los Estados Unidos. En materia de apoyo, también lo recibió Romero, pese al error que costó el gol de Chile. El arquero no volvió a fallar y frenó el mejor momento de Venezuela al atajar un penal.

Manejó los tiempos de Messi. 
No pudo ser más suave y placentero el aterrizaje de Leo en la Copa América tras la turbulencia a la que se vio sometido con el golpe en las costillas en el amistoso ante Honduras. Suplente en el debut, lo mandó a la cancha en los últimos 30 minutos contra Panamá, que ya no tenía tantas piernas para seguir raspando. Leo se hizo un picnic: tres goles. Al tercer cotejo, segundo tiempo completo contra Bolivia. Ya estaba a punto para disputar los 90 completos y deslumbrar ante Venezuela y los Estados Unidos. Ya lo dijo Guardiola: "Si Leo está feliz, todo va bien". Y a Messi se lo ve encantado con la vida.

Le funcionó el recambio.
Las lesiones le obligaron a cubrir huecos en cada partido. Sin Messi en el estreno, Nicolás Gaitán -en su primer torneo oficial, exceptuando eliminatorias- fue desequilibrante y tuvo un generoso despliegue para cubrir la banda izquierda. Desgarrado Di María, Lavezzi, quien podía ser mirado de reojo por sus últimos meses en China, rindió como en sus mejores momentos en Napoli y PSG. Lamela, a quien siempre le cuesta encontrar continuidad, aprovechó sus minutos con dos goles. Cuesta entró en la lista a último momento por la lesión de Pinola; el central de Independiente estuvo sólido frente a Bolivia y se dio el gusto de festejar un gol en su primer cotejo oficial. Kranevitter ya se insinúa como el reemplazo natural de Mascherano.

Entre aciertos, un par de errores. 
Al margen de Messi, la Argentina fue a los Estados Unidos con otros dos lesionados, ambos gozan de una consideración especial del Tata: Biglia y Pastore. Al volante central, convaleciente de un desgarro, se lo esperó y se dio marcha atrás con la convocatoria de Guido Pizarro, que ya había expresado su alegría en las redes sociales. Una desprolijidad. La suma de decisiones acertadas del Tata licúan el desacierto de no haber podido contar en toda la copa con Pastore, que se resintió de la lesión muscular con la que llegó.

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión? 

Un Messi celestial, un Mascherano imperial


Altísimos rendimientos individuales para que Argentina se metiera en la final goleando a Estados Unidos en su propia casa
Las respuestas después de Argentina-EEUU
por Elías Perugino en El Gráfico  .
Antes de la goleada ante Estados Unidos, nos formulamos una docena de preguntas. Las respuestas brotaron solas luego del aplastante 4-0 de la Selección de Martino. Aquí están.

1) ¿Le pesará a la Selección haber tenido 48 horas menos de descanso que Estados Unidos?
No se notó. Argentina manejó a su antojo los ritmos del partido. Ejerció un dominio abrumador del primer al último minuto, al punto que Estados Unidos ni siquiera pudo patear una sola vez al arco defendido por Romero.

2 ¿Martino optará por la experiencia de Lavezzi o por la frescura de Lamela para reemplazar a Gaitán?
Se inclinó por el Pocho y fue una decisión lógica. Integra el plantel desde hace tiempo y es algo así como “el jugador número doce”. Ha respondido en partidos importantes como las finales de Brasil 2014 y Chile 2015. Y durante esta copa justificó plenamente su inclusión en el plantel, pese a los prejuicios que genera su actualidad en un club de China. Lavezzi convirtió el primer gol, asistió a Higuain en el tercero y estaba jugando fenomenal hasta que tuvo el insólito accidente que derivó en la fractura del radio derecho, que le impedirá participar en la final.

3) ¿Augusto le ganará la pulseada a Biglia para ser el ladero titular de Mascherano?
Se la ganó en buena ley. Cuando se lesionó el volante de la Lazio, Martino le confió ese puesto y Augusto rindió con creces, siempre de menor a mayor. Estaba en el pico de su rendimiento cuando sintió la molestia muscular que lo marginará de la final.

4) ¿Di María estará disponible en el banco de suplentes? ¿Tendrá minutos en cancha?
Estuvo disponible, pero no entró. Y estará mucho mejor de aquí al domingo, con serias chances de integrar el once titular.

5) ¿Estados Unidos sentirá la ausencia de los volantes titulares que no pueden jugar por estar suspendidos?
Más que sentir esas ausencias, sintió la abrumadora presencia de Argentina. Nunca hizo pie en el partido. Fue un equipo impotente, resignado, sin alma. Messi y sus compañeros lo borraron de la cancha.

6) ¿Messi convertirá y pasará a Batistuta en la cima de los goleadores históricos de la Selección?
No sólo convirtió, sino que lo hizo con un tiro libre magistral. Una ejecución quirúrgica, a un ángulo, del mejor pateador de tiros libres del planeta. Fue su tanto 55 con la celeste y blanca, destronando a otro gigante de todos los tiempos como Batistuta. El récord de goleador histórico está en las mejores manos.

7) ¿Leo jugará por la derecha o por detrás del nueve?
Arrancó volcado a la derecha, pero el partido lo llevó a deambular por detrás del nueve, donde estaban los espacios más fértiles para generar juego y enloquecer a Estados Unidos.

8) ¿Martino se inclinará por un esquema inicial de 4-3-3 o por el 4-2-3-1?
El equipo fluctuó entre ambos esquemas, de acuerdo a lo que le demandó el partido. El equipo funcionó como un reloj y los niveles individuales fueron altísimos. Sin dudas, uno de los mejores partidos del ciclo de Martino.

9) Luego de los altibajos mostrados ante Venezuela, ¿la zaga central argentina recuperará su solidez habitual?
Sí, tanto Otamendi como Funes Mori recobraron sus niveles individuales y también el equilibrio de la pequeña sociedad que integran en el centro de la defensa.

10) ¿Klinsmann ordenará una marca personal para Messi o lo tomarán en zona?
Quisieron tomarlo en zona, pero no lo encontraron nunca. Fue tanta la movilidad de Leo y de todos sus compañeros, que semejante capacidad de desmarque terminó por desarticular el esquema de contención que intentó implementar el entrenador alemán.

11) ¿El paraguayo Cáceres tendrá un arbitraje a la altura de una semifinal?
Los jugadores se la hicieron fácil. Argentina fue muy superior y Estados Unidos lo soportó con dignidad. Fueron escasas las faltas bruscas.

12) ¿Serán necesarios los tiros desde el punto penal para determinar al primer finalista? Si la respuesta anterior fue positiva, ¿Romero volverá a vestirse de héroe?
A los 3 minutos, cuando Lavezzi convirtió el 1-0, se esfumó el fantasma de los penales. Chiquito disfrutó de su partido más cómodo en lo que va del torneo. 

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?